martes, 10 de noviembre de 2015

Problemas que no

El problema no es que extrañe
ver tus ojos mirándome al despertar;
ni que ya no pueda inventar constelaciones
mientras trazaba líneas imaginarias entre tus lunares.

El problema no es que me abstenga
de escuchar aquel grupo en soledad,
porque siento que sin ti
no interpreto sus canciones igual;
ni que mi boca ya no recorra tu cuerpo
sin importarme lo seco que me pudiera quedar.

¡No!

¡Esos no son los problemas!

El problema es que me he quedado tan vacío,
que se me antoja muy difícil volver a empezar.
Kresto Nin

No hay comentarios :

Publicar un comentario