viernes, 22 de mayo de 2015

Josu Ximun: "Empezar de cero en otro país me ayudó a superar ciertos traumas"

Josu Ximun reside en Berlín desde hace siete años. Eligió la capital alemana para seguir su labor como productor musical y como dj, dejando atrás los días de excesos y rock & roll. Gracias a su dedicación y esfuerzo, hoy goza de una gran reputación dentro de la escena electrónica europea. También ha producido los últimos álbumes de Art District y TaGeroSue, los grupos del momento.

A pesar de su ajetreada agenda, Josu acostumbra visitar a sus familiares y amigos en la localidad vizcaína de Mungia. Contacté con él antes de llegar a Euskadi, y aceptó concederme una entrevista.

La cita tiene lugar en el Kos, bar donde "siempre ponían buena música y nos emborrachábamos hasta las tantas de la madrugada", comenta. Aprovechamos una oferta de pintxo más cerveza a dos euros con cincuenta céntimos, y nos sentamos en una de las mesas que hay en la terraza.

Los años no han pasado sobre él. Aún mantiene su cabellera larga y lacia; viste de manera sobria: camiseta y chaqueta oscuras, vaqueros desgastados... continúa mostrando una actitud inquieta y jovial, por lo que conversar con él resulta agradable.

No se arrepiente de haber marchado hacia Alemania. "Al principio fue duro por cuestiones como el idioma o la frialdad de la gente, pero empezar de cero en otro país me ayudó a superar ciertos traumas", apunta. "Allí está bien vista la poligamia, por lo que tengo dos mujeres y un marido. Somos una familia de cuatro, esto me hace muy feliz".

Sobre su etapa con Belako, le recuerdo la memorable actuación del grupo en la gala de los Europe Music Awards, en Budapest. Esa misma noche se adjudicaron el premio como Mejor grupo alternativo. Después del evento, Josu terminó en comisaría. Las versiones de lo ocurrido fueron muy variadas. "Todo empezó por una confusión. Yo tenía que conducir hasta el hotel, así que bebí varias botellas de Insalus, pensando que era agua. Pero no. En Hungría, Insalus es una marca de Vodka muy suave, por lo que terminé borracho. Realmente nadie me llevó a comisaría, yo choqué contra ella".

Meses después, Belako estuvo de gira por Inglaterra promocionando su cuarto álbum, cuando un suceso trágico conmocionó al mundo de la música: Lander, baterista del grupo, se había suicidado. "Desde que nos dijeron que iríamos a tocar en Londres, se le metió en la cabeza que quería nadar en el Támesis. Después de nuestro concierto, volvíamos muy borrachos al hotel y de repente Lander se lanzó al río sin mediar palabra. Me reí de su hazaña, pero seguí mi camino. Al llegar al hotel me acordé que él era de Tolosa, y que nunca había estado en la playa. No sabía nadar. Cuando regresé al puente al día siguiente, después de haber descansado como dios, supe que se había ahogado". Tras un breve silencio, agrega: "Siempre me he sentido muy culpable por ello".

Aparte de Belako, Josu lideró Lukiek, una de las bandas más relevantes dentro de la escena underground estatal. Debido a su marcha, el grupo se separó. "Las cosas están un poco tensas, pero creo que el tiempo lo curará todo", comenta. Bajo su criterio, Lukiek se estaba volviendo mainstream. Esto le disgustó, y por eso decidió abandonar el proyecto. "Tampoco les va mal sin mí. Anttxon y Christian han montado un cabaret en la calle Cortes de Bilbao. Allí cantan y se travisten. ¡Se están forrando!", recalca.

No descarta la idea de volver a Euskal Herria. "Estoy trabajando con Franz Stoffhödner, un productor de techno aficionado a la cultura vasca. Me ha propuesto mezclar industrial alemán con txalaparta, trikititxa y bertsos. Si el proyecto coge forma, es muy posible que me tengáis de vuelta".

Sus hermanas, Lore y Lide, crearon un grupo al poco tiempo de separarse Belako. Se llaman Sonic Sisters, y Josu colabora con ellas. "Soy su asesor de imagen. No puedo consentir que salgan al escenario con lo primero que se ponen. Les he inculcado el gusto por las lentejuelas y las brillantinas. Todo lo que se ve de ellas en las revistas del corazón soy yo", comenta con cierto orgullo.

Finalizamos la entrevista brindando y preguntándole en dónde se ve dentro de cinco años. "Quiero seguir viajando y conocer nuevas culturas. También tengo como objetivo samplear el sonido de las campanas de Nepal, que se hallan en Katmandú. Usaré las grabaciones para lanzar un hit en Berlín, al que llamaré Campanas de Berlén. En la península ibérica lo presentaré durante la época navideña, a ver si cuela como villancico".

Mungia, 19 de mayo del 2025, por Kresto Nin

2 comentarios :

  1. Muy buena, hasta el fondo... otra entrevista al guitarrista de Tou, va va!!!

    ResponderEliminar