lunes, 11 de mayo de 2015

Hoy ya no soy yo

(Dualidad crónica, fruto de mi inconsistencia)

Ya no soy el mismo de ayer.
Mañana no seré el mismo de hoy.
No significa que esté ante una constante evolución.
Se trata de dos extremos opuestos
que se ocultan y resurgen una y otra vez.

Ayer sólo quería andar,
ir a paso lento por mi mundo.
Sentir cómo el frío me acariciaba,
mientras deambulaba por las calles de esta ciudad.
En cambio, hoy preciso de compañía.
Quiero escucharte, saber cómo te va.
Quiero que me escuches, que sepas cómo me va.

Algunos días quisiera ser un completo anónimo.
Otros días disfruto del saludo mutuo.
Pero hoy ya no soy yo.

Ayer me invadía el amor,
hoy voy cargado de rabia.
Ayer tenía ilusión,
hoy me asalta la nostalgia.
Ayer actuaba con pasión,
hoy me expreso con desgana.
Ayer mostraba humildad,
hoy desprendo arrogancia.

Porque ayer era yo.
Acaso ¿hoy no lo soy?

Kresto Nin

No hay comentarios :

Publicar un comentario