jueves, 11 de diciembre de 2014

Soy una mariposa

Juego/ejercicio realizado en el taller de Escritura Creativa:
  • Escoger un post-it que tenía un número escrito (me decidí por el siete).
  • Buscar a su hermano gemelo (otro papel con el mismo número) que se encontraba escondido en algún rincón de la sede.
  • Al encontrarlo, mirar en su interior y leer la frase que contenía.
  • Escribir un relato corto sobre la frase en cuestión.
Ni de asomo esperaba una temática tan raruna:


¡Toma ya! ¿Qué carajo iba a escribir sobre eso? No lo iba a tener fácil, o sí. Todo depende del grado de creatividad e inspiración con el que se cuente en cada momento.

Después de unas pocas palabras apuntadas, habiendo descartado un texto onírico como idea inicial (no me veo transformado en una mariposa, no), me puse manos a la obra. El resultado fue el siguiente:
Odio mi trabajo

Un día más en este paisaje bucólico. Habrá que ponerse bella para enfrentar una nueva jornada laboral. Repaso mis alas frente al espejo. Polvoreo las zonas más descoloridas. Un poco de rojo por aquí, un poco de rojo por allá. Estoy lista. Me echo a volar.

A lo lejos veo mi objetivo: docenas de flores que me harán ganar el pan diario. Hoy parece que tendré una jornada tranquila, no veo ninguna abeja alrededor. Esta vez no correrá la sangre. Podré transportar el polen sin inconvenientes.

A simple vista parece ser un trabajo cómodo y llevadero. Podría serlo, salvo que, al final del día, siempre termino estornudando. Es lo que tiene ser una mariposa con alergia al polen.
¡Chis pum!

Sigo sin verme en la piel de una mariposa...

No hay comentarios :

Publicar un comentario